Deportes

Xavi Lleonart: “Vamos con el ordenador y los apuntes”

0

El internacional español refleja la dificultad de los internacionales de jugar un Mundial de hockey y a la vez seguir estudiando o trabajando

Ampliar foto

Xavi Lleonart personifica la peculiaridad del hockey hierba, un deporte entre la espada y la pared, que hace algo grande y gana una medalla en los Juegos Olímpicos o en un Mundial o no existe. Y que en España a duras penas cuenta con un puñado de clubes con capacidad para fichar por un monto moderado, como los sueldos que pagan a sus jugadores.

En ese contexto, pero tras una intensa y larga preparación que ha condicionado la Liga y la ha forzado a un larguísimo parón, la selección española compite en el Mundial que se disputa en Bhubaneswar (India). Tras perder ante Argentina (4-3) y empatar ante Francia (1-1), llega al último encuentro de la fase de grupos absolutamente exigida. Necesita derrotar este jueves a Nueva Zelanda para clasificarse para octavos de final o esperar una carambola.

“Cuando entré en la selección hace diez años, era muy sencillo: una concentración en invierno y la competición en verano”, explica Lleonart (Terrassa, 28 años). “Si continúa esta tendencia, el hockey lo acaparará todo y no tendrás tiempo para nada. Hasta ahora lo hemos podido compatibilizar. Pero pronto tendrás que decidir: ‘O juego a hockey, o estudio o trabajo‘. No se podrá hacer las dos cosas. Nadie vivirá del hockey porque no es como el fútbol o el baloncesto, que tienen mil salidas o sueldos estratosféricos, y te compensa. En el hockey ganarse la vida es vivir al día. No puedes ahorrar”.

La Federación Internacional pondrá en marcha una nueva competición a partir de 2019, la ProLeague, una Liga mundial de selecciones, del 19 de enero al 23 de junio. Y a lo largo de 2019 los internacionales españoles deberán disputar esa competición, el Campeonato de Europa en agosto en Amberes, el Preolímpico, entre octubre y noviembre, además de la Liga y la Copa.

“Este año, con este Mundial en diciembre, la primera vuelta de la Liga con los clubes ha sido un torneo esporádico. Desde septiembre, los internacionales hemos estado entrenándonos y durmiendo juntos de lunes a miércoles. La tendencia es esta. No puedo decir que vayan a desparecer los clubes, pero… Casi todos los que estamos en la selección, o estudiamos o trabajamos. Es difícil compaginarlo y encontrar trabajo”.

Lleonart ha regresado esta temporada al Real Club de Polo tras un año en la potente Liga holandesa y en el que ganó la Euro Hockey League, la Champions de este deporte con el Bloemendaal, siendo elegido además el MVP de la final. En Holanda trabajó en el departamento de comunicación de la Fundación Cruyff, cuyo director es el exinternacional Albert Sala. Además de jugar al hockey realiza un Masters de Comunicación Corporativa. “El máster lo cogí en la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) on line porque, con los días que estamos fuera, es imposible hacerlo presencial. Me lo monté para compaginarlo bien con el Mundial. Después, mi intención es buscar trabajo y empezarán los problemas de verdad”.

Su situación se hace extensible a la mayoría de los internacionales. “Cuando estamos en la concentración”, cuenta, “somos muchos los que vamos con el ordenador y los apuntes. Y en los hoteles pedimos una sala de trabajo con wifi para poder estudiar con tranquilidad. Por una parte, nos va bien. Estudiar te saca un poco de la rutina, te desconecta y te sigues formando”.

El jugador del RC Polo es consciente de la repercusión que podría conllevar una medalla en el Mundial, con el cercano ejemplo del bronce obtenido por la selección femenina en el disputado en Londres, en agosto. “Llevamos mucho tiempo sin hacer un buen torneo, si hablamos de medallas o entrar en semifinales, aunque el año pasado fuimos cuartos en la World League. Hemos encontrado un estilo que se ajusta a los jugadores que tenemos. Hemos de creer porque somos más buenos de los que nos creemos”.

¿Les falta un punto de chulería? “No. Chulería nos sobra. Somos latinos. Tenemos sangre caliente y carácter, pero en los últimos seis o siete años ha habido muchos cambios. Grandes jugadores como Pol Amat, lo han dejado. Ha entrado gente joven, pero la dinámica es que muchos lo dejan cada vez más pronto, con 25 o 26 años, por temas laborales. Y eso limita mucho. Pero hemos llegado a un punto en que el equipo es sólido, sin cambios desde hace dos o tres años. Por primera vez nos sentimos convencidos de ir a un torneo para hacer algo grande. Estamos encantados de ponernos la presión. Para eso juegas en la élite la presión es buena y, si no llega por algún lado, nos la tenemos que poner nosotros mismos”.

Lleonart confía en las posibilidades de una selección que dirige el francés Frederic Soyez. “Somos conscientes de que no tenemos estrellas mundiales, pero sí tenemos las cosas muy claras, ponemos muchísima intensidad y sabemos que debemos ir siempre al límite. Como espectador, me apetece ver nuestros partidos porque da gusto ver a 11 tíos yendo a tope, sacrificados, generosos en el sentido defensivo, con gente descarada y con bastante calidad. Da gusto porque creemos y porque jugamos con una intensidad y una pasión que engancha. En Río ya hubo mucha gente que no era aficionada al hockey, que sabemos que estuvo encantada de ver nuestros partidos. En el campo nos transformamos es casi como si fuéramos a la guerra. Yo mismo, cuando piso el verde me transformo. Nos lo hemos tomado como un valor. Somos ganadores y, cuando se tiene que tirar por garra y huevos, ahí salimos nosotros”.

El Espanyol se reencuentra con el triunfo y ya está en octavos de la Copa

Previous article

El Athletic despide a Eduardo Berizzo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes