Politica

PSOE y PP crecerían y Unidas Podemos perdería apoyos si se celebraran nuevas elecciones, según el CIS

0
  • El PSOE se dispara como fuerza más votada, con un 39,5% de los votos, tres más que en el barómetro del mes pasado
  • El PP remontaría hasta la tercera posición al subir más de dos puntos (13,7%); Podemos caería 2,6 puntos, hasta el 12,7%

Enlaces relacionados

  • Intención de voto

  • Problemas

  • Vivienda

PSOE y PP crecerían y Unidas Podemos perdería apoyos si se celebraran nuevas elecciones, según el CIS

PSOE y PP crecerían y Unidas Podemos perdería apoyos si se celebraran nuevas elecciones, según el CIS

El PSOE sigue beneficiándose de la estela positiva tras ganar las últimas elecciones generales, municipales, autonómicas y europeas y, si volvieran a celebrarse comicios en España, obtendría el 39,5% de los votos, según el barómetro de junio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), dependiente del Gobierno, que le atribuye una intención de voto directa diez puntos superior al resultado que le dieron las urnas el 28 de abril y tres puntos más que hace tan solo un mes.

El CIS ha publicado este miércoles su barómetro del mes de junio, que pone al día la intención de voto directa de los ciudadanos tres semanas antes de que Pedro Sánchez se someta al debate de investidura para tratar de convertirse en presidente del Gobierno y cuando sobrevuela la amenaza de una repetición de las elecciones en noviembre si no se forma un Ejecutivo. En este escenario, la percepción de la política, los partidos y los políticos como problema ha escalado hasta su máximo histórico desde 1985, uno de los tres principales problemas del país para un 32,1% de los españoles, según el mismo barómetro del CIS.

Con la información sin ninguna ponderación estadística -la célebre "cocina"- que ofrece el CIS bajo la dirección de José Félix Tezanos, se muestra que si se celebraran de nuevo unas elecciones generales, el bipartidismo tradicional que representan PSOE y PP se vería claramente reforzado (el primero más que el segundo), mientras que Unidas Podemos perdería apoyos y Ciudadanos retrocedería levemente.

En lo que respecta a la intención de voto directa (lo que responden los encuestados cuando se les pregunta a qué partido votarían suponiendo que se celebrasen nuevamente elecciones generales), frente a un PSOE disparado, Ciudadanos sería la segunda fuerza más votada (15,8%), cinco décimas peor que en el anterior sondeo, y un resultado similar al que obtuvieron en las generales (15,86%).

Unidas Podemos, el gran perjudicado de unas nuevas elecciones

El PP mejoraría un puesto y subiría hasta el 13,7% (2,3 puntos más que en mayo, cuando el PP quedó relegado a cuarta fuerza política con un 11,4% de votos, la tercera parte de los apoyos que se atribuían al PSOE) y Unidas Podemos sería el gran perjudicado, al dejarse 2,6 puntos de intención de voto respecto al anterior sondeo y quedarse por debajo del 13%, con un 12,7%, alejado del 14,31% que obtuvo en las urnas el pasado 28 de abril, apenas un mes antes de realizarse la encuesta del CIS.

Por su parte, Vox se mantiene prácticamente igual, con un 5,1% de intención de voto para la formación de Santiago Abascal, dos décimas menos que en mayo pero a la mitad del resultado que obtuvo en abril en las elecciones generales. 

Los movimientos de intención de voto que retrata el CIS abundan en el liderazgo indiscutido del PSOE, catapultado entre las principales formaciones políticas. Así, si en el barómetro de mayo superaba en 20 puntos porcentuales a Ciudadanos, el segundo partido en intención de voto, ahora le otorga casi 24.

Sobresale además con una intención de voto de casi el 40%, que no tiene parangón real en las urnas desde 2004, cuando José Luis Rodríguez Zapatero ganó las elecciones y no había más grandes partidos que PP y PSOE. Desde otro punto de vista, si estos datos de intención de voto se reflejaran tal cual en las urnas, el partido de Albert Rivera consumaría el 'sorpasso' al PP de Pablo Casado.

En cuanto al resto de partidos, ERC (3,9%) y JxCat (1,2%) mantienen casi invariable su intención de voto respecto al barómetro del mes pasado, mientras que el PNV mejora en dos décimas (1,5%) al tiempo que EH Bildu pierde tres (0,8%). También sufrirían cambios significativos Navarra Suma, la coalición de UPN, PP y Cs, que perdería más de la mitad de su apoyo (de 0,5 a 0,2%) y Coalición Canaria (de 0,5 a 0,1%).

Perspectivas electorales con una investidura encallada

Este barómetro llega en un momento político trascendente, dentro del plazo que se ha otorgado Pedro Sánchez para conseguir los acuerdos con los que hacer posible su investidura como presidente del Gobierno el próximo 23 de julio, en una negociación encallada con Unidas Podemos por la composición de un gobierno que el partido de Pablo Iglesias desea de coalición mientras que Sánchez solo ofrece una "cooperación" en cargos intermedios, sin presencia del partido morado en el Consejo de Ministros.

La última encuesta del CIS, publicada en mayo, mostraba que la mitad de los españoles, un 45,2%, prefiere un Gobierno de coalición entre varios partidos. Y de estos, un 34,1% apostaba por un Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos con el apoyo de partidos no independentistas. Sin embargo, el CIS difundió con dicho barómetro una nota de prensa en la que, sumando el porcentaje de dos preguntas diferentes, afirmaba que un 44,1% de los encuestados prefería que el Gobierno lo formara el PSOE en solitario.

El cuestionario para este barómetro de junio con 2.974 entrevistas entre el 1 y el 11 de junio, es decir, unos días después de las elecciones municipales y autonómicas de 26 de mayo.

El CIS advierte en una nota metodológica que "los datos de 'intención de voto' son datos directos de opinión y no suponen ni proporcionan por sí mismos ninguna estimación de resultados electorales". Además, asume que las reacciones de los ciudadanos vienen "tras conocer el peso electoral de cada partido expresado en las urnas", lo que provoca efectos conocidos en la investigación electoral como "la ocultación de voto al partido perdedor, apuntarse al caballo ganador, etc", que influyen a la hora de expresar posibles decisiones de voto en el futuro.

Y también contaminan el recuerdo de voto. De hecho, el 33,8% de los encuestados responde que votó por el PSOE en las elecciones generales, cuando su resultado fue del 28,68% y, al contrario, es menor la proporción de quienes recuerdan haber depositado su papeleta para PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox que los que realmente lo hicieron.

Sánchez, el mejor valorado; Iglesias, el que empeora más

Respecto a la valoración de los líderes de los principales partidos, como es costumbre, ninguno logra aprobar, algo que Pedro Sánchez había alcanzado en el barómetro de mayo, pero ahora pierde ese hito y se queda con un 4,8.

El presidente del PP, Pablo Casado, es el único líder que ha mejorado su valoración en el último mes, al pasar de 3,2 a 3,4 puntos sobre diez, nota en la que se iguala con Pablo Iglesias (U. Podemos), que pierde casi un punto a ojos de los ciudadanos en el último mes. Albert Rivera sigue en torno al cuatro, tras perder dos décimas respecto a mayo (3,8).

La jueza del caso Julen ve un posible homicidio imprudente por parte del dueño de la finca al dejar el pozo abierto

Previous article

‘Mindfulness’, la terapia meditativa que alivia pero no cura

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Politica