Deportes

Primer gol chino en LaLiga

0

El fichaje del Espanyol y Borja Iglesias fulminan al Valladolid

Ampliar foto

Nadie puede dudar en el RCDE Stadium de que Borja Iglesias, además de un goleador inmenso, es un tipo de palabra, ni que Wu Lei es un delantero serio y agresivo, siempre con la portería en el ojo. Borja Iglesias cumplió la promesa que le hizo al cómico David Broncano en el programa La Resistencia y celebró su gol simulando conducir un coche. Una simple anécdota en Cornellà. Lo que ya quedó en la historia, sin embargo, fue el gol de Wu Lei, primer jugador chino en festejar una diana en LaLiga. Entre Borja Iglesias y Wu Lei, pasando por la clarividencia de Melendo y el liderazgo de Hermoso, el Espanyol superó al Valladolid, que desperdició un penalti cuando el duelo estaba 1-1. Un karma para el cuadro vallisoletano que falló todas las penas máximas de la temporada.

Todavía la hinchada se acomodaba en sus asientos cuando Borja Iglesias puso en marcha su coche. Un guiño para La Resistencia, un despertador inédito para el Espanyol. A los 16 segundos del duelo, el talento de Melendo se puso al servicio del Panda. El volante rompió líneas con un pase preciso, delicado, por arriba de los centrales del Valladolid, misma fórmula de Borja para superar a Masip. Un inicio sobre ruedas del Espanyol, que, en menos de 10 minutos, acorraló al Valladolid. No acertó Darder, tampoco Wu Lei cuando el cuadro blanquiazul era una tromba en Cornellà.

Se desinfló, inexplicablemente, el Espanyol. Perdió el control del juego, preso de un mediocampo intenso y poblado del Valladolid. Los cinco volantes del cuadro de Sergio González mandaban en el RCDE Stadium, sin puntería Sergi Guardiola ni Anuar. Nada nuevo. El Valladolid es el equipo menos goleador de Primera, sumaba 19 goles hasta que Rubén Alcaraz cantó el 20 para firmar el 1-1. Un minuto fatídico para los blanquiazules, en la misma jugada perdieron el control en el marcador y a David López, lesionado en la rodilla izquierda.

Golpeado el Espanyol, el Valladolid se agrandó en Cornellà. Incisivo para atacar al canterano Lluís, relevo del capitán David López, que sufría en cada ataque de Sergi Guardiola. Entre Rosales y Lluís, el delantero tenía un callejón sin obstáculos, como cuando superó con demasiada facilidad al joven central para plantarse en el área de Diego López. Lluís pecó de novato y se lanzó al suelo para frenar a Guardiola. Mala idea, peor cálculo: penalti para el Valladolid. Pero Guardiola no pudo con Diego López desde los 11 metros, una parada que trajo paz y fútbol en los muchachos de Rubi.

Nada más regresar de los vestuarios, Mario Hermoso paró el balón con el pecho en el área y fusiló a Masip. Y esta vez ya no se durmió el Espanyol. Se instaló en el campo del Valladolid a la espera de lo que Darder o Melendo conectaran con Wu Lei o Borja Iglesias. Apareció el chino. Fue el tercero, sin dudas el gol más celebrado en la mañana de Cornellà. Eran las 21.24 horas en Pekín, cuando Wu Lei hizo historia en LaLiga. Después de recibir el pase de tacón de Darder, el delantero, solo frente a Masip, definió sin problemas. Solo faltaba que el RCDE Stadium se pusiera de pie para ovacionar a Wu Lei cuando fue reemplazado Puado. Wu Lei se subió al coche del Panda, para que el Espanyol superara con claridad a un tocado Valladolid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

El trágico destino de Tom Ballard

Previous article

Pau Gasol se desliga de San Antonio Spurs y apunta a Milwaukee Bucks, el líder de la Conferencia Este

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes