Deportes

“Le pregunté a Florentino si era una idea muy loca”

0

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, afirma que no se pierde la esencia del torneo por jugar en Madrid y que acudirán ambas aficiones

El presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, anunció oficialmente en Asunción que la final de la Libertadores se jugará en el Bernabéu. El dirigente sudamericano confirmó además el diálogo privado que mantuvo con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en el que le preguntó “si era una idea muy loca” trasladar la final a la capital española.

“Esto comenzó con una conversación que tuve con Florentino [Pérez], con quien me une una gran amistad. Le pregunté si era una idea muy loca, y dos minutos después me dijo que el Bernabéu estaba a disposición”, dijo Domínguez, minutos después de que la Unidad Disciplinaria de la Conmebol rechazara la petición de Boca. Sus dirigentes habían solicitado que River fuera sancionado con la pérdida del título por los incidentes ocurridos en la fallida final del sábado pasado en el Monumental.

Domínguez enumeró tres motivos por los cuales la Libertadores se definirá fuera de América por primera vez desde que comenzó a jugarse en 1960. Hasta este miércoles, Doha y Miami parecían contar con más oportunidades. “Allí [Madrid] está la mayor comunidad argentina en el exterior, Barajas es el aeropuerto con mayor conectividad con Latinoamérica, y es una ciudad con una gran cultura de fútbol”, explicó Domínguez, quien también parafraseó a Diego Maradona: “Quédense tranquilos que la pelota jamás se va a manchar, la pelota va a rodar”.

Ante las críticas que la medida despertó entre los hinchas argentinos, especialmente los de River (en Twitter comenzaron a denominar el torneo como Copa Conquistadores de América, Copa Colonizadores de América o Copa Libertadores de España), Domínguez se defendió: “No se pierde la esencia de la Copa Libertadores. Es una situación extraordinaria”. El dirigente también negó que Madrid haya sido una sugerencia del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, al señalar que “la Conmebol es un organismo autónomo”.

A diferencia de Argentina, país en el que en la mayoría de los partidos sólo acude el público local, Domínguez confirmó que los espectadores de los dos equipos podrán asistir al Bernabéu: “En este partido habrá hinchas de River, hinchas de Boca e hinchas neutrales de otros equipos”. El paraguayo también anunció que la entidad que preside organizará “un fondo contra la violencia”. Minutos antes de la breve conferencia de prensa de Domínguez, la Conmebol había informado sobre su rechazo a la petición de Boca de ganar la final fuera de la cancha. El lunes pasado, el presidente de Boca, Daniel Angelici, había anunciado que el club apelaría ante el TAS en ese caso: “No vamos a jugar ningún partido, no tenemos la cabeza para jugar otra final”.

Aunque Boca tiene siete días para apelar y continuar su reclamación para conseguir los puntos por la vía legal, portavoces de Boca dejaron trascender en las últimas horas que el equipo finalmente se presentará a jugar la final más argentina de todas, del campeonato más americano de todos, aunque sea en Madrid.

La Conmebol confirma que la final de la Libertadores entre River y Boca se jugará en el Santiago Bernabéu

Previous article

El dispositivo de un partido en Argentina: fosos y alambradas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes