Opinión

La segura investidura de Humpty Dumpty

0

Pedro Sánchez. EFE

No se fijen en Ábalos, que es como el tratante de ganado o el pocero de Pedro Sánchez, cuando habla de repetir las elecciones como de echar abajo todo el cuarto de baño. Ni en Adriana Lastra, que mezcla ambigüedades e imperativos con solemnidad y altura de delegada de clase. Por supuesto, no hay que fijarse en lo que pudiera decir Sánchez, que desde hace mucho tiempo sólo emite por su boca sonidos de caracola, como si hablara dentro de su sueño de bañista. No. Hay que fijarse en los demás, en Pablo Iglesias, en Gabriel Rufián, en Laura Borràs. En su desesperación y en sus expectativas, en su lenguaje de mendigo amoscado o de eufemismos vaticanos.

Del ‘Viva la República’ al ‘Ábalos, dimisión’

Previous article

La Junta Electoral exige a Puigdemont y a Comín ir a Madrid a recoger el acta de eurodiputado

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión