Tecnología

Facebook, un año después del escándalo de Cambridge Analytica

0

La red social se enfrenta a numerosas multas y a una preocupante pérdida reputacional

El 17 de marzo de 2018, las redes sociales, la privacidad e internet sufrieron uno de los mayores golpes de su historia. Los medios digitales y los informativos hablaban de Cambridge Analytica y Facebook, quizá el episodio más oscuro de la red social de Mark Zuckerberg.

La pieza clave para la explosión del escándalo fue un joven ingeniero de datos Christopher Wylie, él denunció la trama que destaparon he Guardian, The Observer y The New York Times.

Años antes, Wylie se cruzó con Steve Bannon, director de Breitbart News y después jefe de la campaña de Donald Trump, ambos orquestaron la aplicación que ha puesto a prueba los cimientos de Facebook y de las redes sociales.

Este joven, apasionado de la moda, trasladó sus conocimientos a la política, gracias a Cambridge Analytica, una consultora dedicada a las campañas electorales. Una simple aplicación, thisisyourdigitallife, valió para para acceder a través de él a los datos de millones de usuarios de Facebook. «Donald Trump gastó 725 millones en gastos de campaña cuando Hillary Clinton gastó casi el doble (1.35 billones), ganó porque usó los servicios de Cambridge Analytica para analizar los patrones de los votantes», explica a Innova+ Álvaro Costa, CEO de Synthetic Data. «Para capturar un votante tradicional necesitas una media de 200 dólares, usando Facebook solo necesitas 24 dólares», añade.

La 'inofensiva' app permitió el acceso a la información de 87 millones de perfiles para con ellos segmentar la distribución de sus mensajes. La onda expansiva también llegó a España, ya que cuarenta y cuatro personas se descargaron 'thisisyourdigitallife'.

Según estimaciones del equipo español de Facebook, la trama consiguió acceder a 136.985 personas en España. «Esta es nuestra mejor estimación del número de personas que instalaron directamente la aplicación, así como de aquellos a los que se pudo acceder a los datos de sus amigos», señala la red social.

Golpe reputacional

«Los usuarios deben saber dónde pueden terminar sus datos y eso es algo que actualmente se está ignorando sistemáticamente. Por eso es imprescindible saber cuáles son los términos y condiciones que se aceptan cuando se dan de alta en una red social y también revisarlos cuando estos sufren algún cambio», apunta Josep Albors, responsable de investigación y concienciación de ESET en España.

El 17 de marzo de 2018 se inició el particular vía crucis de Facebook que llega hasta el día de hoy. Entre medias, desplomes en Bolsa, comparecencias ante los congresista de Estados Unidos y europarlamentarios en Bruselas, declaraciones ante el juez.

Y lo más importante, una gran pérdida reputacional. «Hoy hay más conciencia sobre privacidad de que antes. Entretanto, esta conciencia está mas arraigada entre los millennials, ya que comprenden que una empresa que ofrece algo grátis (como facebook, google maps, etc) tiene todavía que pagar sus costes de alguna manera, y lo hace vendiendo los datos de sus usuarios», apunta Costa.

Según el estudio The Infinite Dial 2019 de Edison Research, el número de usuarios de Facebook disminuye por segundo año consecutivo, especialmente entre las personas más jóvenes de EE UU y Canadá. En 2017, el 79% de ese grupo utilizaba Facebook ese porcentaje desciende hasta el 62% en 2019, lo que equivale a unos 15 millones de personas según la firma.

Responsabilidad judicial

365 días después, las sanciones aún no han llegado. El caso está judicializado por vía penal en Estados Unidos. Según revela The Observer, la directiva de Facebook podría haber sido consciente de la fuga de datos en marzo de 2018, aunque la red social lo ha negado en repetidas ocasiones. «El miembro de la junta de Facebook, Marc Andreessen, el fundador de la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz y una de las personas más influyentes de Silicon Valley, asistieron a una reunión con Wylie celebrada en la oficina de Andreessen Horowitz dos años antes de su llegada», señala el diario.

Por su parte, Facebook también tiene varias demandas abiertas en el Viejo Continente. La investigación de la UE podría acarrear a la red social una multa del 4% de su facturación por incumplimiento del RGPD.

Descubren cómo nos vigilan los móviles Android sin que lo sepamos

Previous article

China pide a la UE que no vete a Huawei en el 5G

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Tecnología