Deportes

El Villarreal vuelve a contratar a Javier Calleja tras destituir a Luis García

0

El técnico madrileño vuelve al club 50 días después de que prescindieran de sus servicios

A Fernando Roig, presidente del Villarreal, no le ha temblado el pulso. Luis García Plaza ya no le sirve como entrenador del Villarreal, ya no era la solución a los problemas de un equipo que se hunde lentamente camino del descenso, 19º clasificado en LaLiga. “Asumo bajo mi responsabilidad exclusiva el cambio en la dirección”, se mostró tajante ayer Roig, cuando anunció el despido de Luis García y que el nuevo entrenador sería… Javier Calleja, precisamente el técnico destituido hace 50 días y que ahora vuelve al banquillo amarillo. “Retorna el técnico que teníamos al principio de temporada. Tiene conocimiento de la plantilla y del club”, explicó el mandatario.

Calleja perdió su puesto el 10 de diciembre tras la 15ª jornada por los malos resultados: tres victorias, cinco empates y siete derrotas. Luis García no mejoró el balance, con cuatro puntos de 18. “Sé que la decisión chirría, pero Roig hace lo contrario a lo que hacen los demás”, se sinceró el dueño del Villarreal, hablando de sí mismo en tercera persona a la vez que pedía comprensión y paciencia a la afición. “Que confíen en el presidente, ya que este dice que es la mejor decisión. Si al final la afición no está contenta, que se haga una asamblea y que me echen”, se mostró desafiante el presidente, con la autoridad que le proporciona poseer casi la totalidad de las acciones del club castellonense. El dueño también advirtió a la plantilla. “Hablaré con los jugadores y seré menos político y más empresario. Menos hablar y más trabajar”, amenazó Roig, que reiteró una y otra vez: “Hay que cambiar. Hay que hacer las cosas de otra manera”.

Apenas mes y medio ha durado la relación contractual de Luis García en el Villarreal, con seis partidos de Liga, de los que solo pudo empatar cuatro y perdió otros dos. Tras la abultada derrota del pasado sábado en Mestalla ante el Valencia (3-0), la mala imagen mostrada por el equipo castellonense y las declaraciones posteriores al encuentro efectuadas por el técnico madrileño, señalando a los jugadores y requiriendo un cambio de estilo, propiciaron que el dueño del Villarreal haya batido su propio récord de impaciencia. “Ha sido sorpresivo. Hay que respetar la decisión aunque no la comparta. Tenía sintonía con el equipo”, se lamentó Luis García en su despedida. Roig no aclaró si habrá un nuevo contrato para Calleja o este se dará por pagado hasta el final de temporada con el finiquito firmado.

 

El complejo arranque de Morata

Previous article

“El fascismo está arraigado en cada uno de nosotros”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes