Deportes

El Madrid asalta el muro de enero

0

Solari pide “energía” a una plantilla señalada por su declive competitivo en las citas domésticas y que en diez días se medirá al Villarreal, la Real, el Leganés y el Betis

Ampliar foto

Santiago Solari encontró las palabras y cada vez que las pronunció las repitió acentuándolas, como procurando poner en marcha un ritual de magia homeostática en el curso de la conferencia de prensa que celebró ayer. “¡Ilusión!”, exclamaba. “¡Energía!”.

Enero es un mes cruel para el Madrid. El desmoronamiento del equipo de Mourinho se sustanció en enero de 2013. El despido de Rafa Benítez se anunció en enero de 2016. Fue en enero del año pasado, tras la eliminación de la Copa ante el Leganés, cuando Zinedine Zidane declaró que había fracasado y que el proyecto necesitaba una revisión profunda que permitiera al equipo recuperar su máxima fiabilidad competitiva.

A Zidane le importó muy poco haber conseguido el Mundialito de Clubes en Abu Dabi, éxito tan relativo como accesible, tal y como comprobó el madridismo el pasado 22 de diciembre una vez más. La inercia histórica tampoco ayuda. De los 41 partidos ligueros a domicilio que sirvieron al Madrid para regresar a la competición tras las Navidades, solo se impuso en ocho. Lo publicó el diario Marca y se lo recordaron a Solari a propósito de la visita que este jueves le impone el calendario al estadio de La Cerámica (21.30 horas, Movistar+).

“Intentaremos cambiar esas estadísticas”, dijo el técnico, “hacer un partido muy serio, con compromiso, ilusión y energía. La competición no para ni se fija en fechas ni en fiestas”.

Solari comparte con los dirigentes del Madrid la convicción de que el origen de muchos de los problemas futbolísticos exhibidos por el equipo esta temporada derivan de la merma de entusiasmo. Después de lograr tres Champions en tres temporadas consecutivas los jugadores, a la luz de esta hipótesis, han sido víctimas de la extinción progresiva del fuego sagrado. En los próximos días afrontan el reto de reanimarlo. Este jueves en Villarreal, el domingo 6 ante la Real Sociedad, el miércoles 9 contra el Leganés en los octavos de la Copa, y el domingo 13 ante el Betis en el Villamarín, compondrán una prueba para determinar el estado de cosas. De momento, el juego no acaba de ilusionar a los hinchas, que cada vez dejan más plazas vacías en el Bernabéu.

Si hace un año las estadísticas en Liga, los números que determinan el nivel competitivo real de una plantilla, alertaron a Zidane sobre la necesidad de un cambio profundo en la estrategia a seguir, este curso los resultados prosiguieron su declive. El Madrid pasó de conseguir 10 victorias, cuatro empates y dos derrotas en las primeras 16 jornadas de la Liga 2017-18, a sumar apenas nueve victorias, dos empates y cinco derrotas en la Liga 2018-19.

“Cuando miras al equipo de hoy no puedes decir que tienes un equipo competitivo. Es un fracaso”, dijo Zidane al quedar eliminado de la Copa, hace un año, en el que luego recordaría como su día más amargo como entrenador.

La marcha fúnebre

Desde que Zidane entonó aquella marcha fúnebre los problemas que él detectó en la plantilla no se solventaron. Ni el club traspasó a Bale, como pidió; ni conservó a Cristiano, como le prometieron, ni mucho menos ficharon a Neymar o a Hazard. Siguen los mismos pero sin Cristiano, que además de contagiar al resto de su sed de títulos se mostraba siempre disponible. En diez años en Chamartín, el portugués apenas sufrió dos lesiones musculares: dos contracturas. En los últimos cinco meses, hasta 14 futbolistas del primer equipo han sufrido una o dos lesiones musculares cada uno. El último en caer ha sido Llorente, uniéndose a una lista de infortunados de la que solo se libran los porteros, Lucas Vázquez, Ceballos y Modric. A Villarreal viajarán todos menos los tres lesionados: Asensio, Mariano y el propio Llorente.

“El fútbol es global”, alerta Solari cuando le inquieren sobre la plaga de problemas físicos que afecta a sus jugadores este curso. “El fútbol es físico, técnico, anímico… Se mueve en conjunto. Cuando funciona una cosa funciona todo. Cuando flaqueas en una parece que flaqueas en varias. Veo al equipo con mucho compromiso y ganas de seguir ganando. Lo demostramos en el Mundial de Clubes ganado con solidez. Esa misma voluntad debemos demostrarla en este arranque de Liga”.

“El fútbol es la ilusión del día a día”, insistió el preparador. “Se renueva cada día y cada partido es una oportunidad para demostrar que estamos preparados. La competición está abierta a lo que tú le pongas. Nosotros vamos a por Liga, Copa y Champions. Para eso todos tienen que estar metidos, comprometidos, trabajando, con ilusión y alegría”.Dice Solari que el ensusiasmo es la panacea de este Madrid. El campo de pruebas se abre esta noche en Vila-real.

Xi Jinping dice que China se reserva el uso de la fuerza para conseguir la reunificación con Taiwán

Previous article

La orfandad del Villarreal sin Bruno y Rodri

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes