Deportes

El Eibar le hace la vida dura al Betis

0

Justo empate entre dos estilos opuestos con más ocasiones para los vascos, detenidos por un buen Pau

El Eibar se lo puso muy difícil al Betis. El conjunto vasco se llevó un punto muy merecido del Benito Villamarín, donde su rival se había impuesto de forma consecutiva en cuatro ocasiones. El Betis jugó un buen primer tiempo, pero el Eibar tuvo la virtud de no ceder después del golazo de su rival, apelando a una magnífica presión, jugando de forma directa y poniendo buenos centros. Su segundo tiempo fue muy bueno, hasta el punto de dejar sin resuello al Betis, demasiado amuermado, salvado por su portero Pau, que incluso estuvo a punto de detener el penalti lanzado por Orellana. El Eibar, muy fuerte, gozó de clarísimas ocasiones para marcar en dos opciones de Enrich y Kike García. Su gol, no obstante, llegó después de un penalti por agarrón de Feddal a Ramis. Lo hubo, aunque fuera de escasa intensidad. El Eibar ahogó al Betis en una apuesta arriesgadísima, ya que pudo ser sentenciado al contragolpe. Los de Setién no marcaron el segundo tanto y acabaron dominados por un equipo de gran intensidad. Al Betis le falta pegada para concretar mucho de lo que genera. Ante el Eibar se debe conformar con el punto, puesto que se le pudieron escapar los tres.

3-4-2-1

Quique Setién

13

Pau López

5

Bartra

12

Cambio

16′

Sale Zouhair Feddal

Sidnei

23

Mandi

14

William Carvalho

21

Tarjeta amarilla

56′

Tarjeta amarilla

Giovani Lo Celso

11

Tello

2

Cambio

86′

Sale Barragán

Francis

9

1 goles

20′

Gol

Sanabria

6

Canales

17

Cambio

82′

Sale Loren Morón

Joaquín

13

Riesgo

23

Arbilla

15

José Ángel

4

Cambio

71′

Sale Paulo Oliveira

Tarjeta amarilla

41′

Tarjeta amarilla

Ramis

11

Rubén Peña

14

1 goles

71′

Gol (p)

Cambio

88′

Sale Pablo De Blasis

Orellana

24

Tarjeta amarilla

86′

Tarjeta amarilla

Joan Jordán

5

Cambio

48′

Sale Diop

Tarjeta amarilla

32′

Tarjeta amarilla

Escalante

20

Marc Cucurella

17

Kike García

9

Sergi Enrich

4-4-2 (D.P.)

José Luis Mendilibar

La espléndida mañana sevillana previa a la Navidad ofreció un partido muy interesante. Un choque donde dos buenos entrenadores, Setién y Mendilibar, demostraron lo bien que tienen trabajados a sus equipos. Del Betis está casi todo dicho. A su fidelidad por el estilo le une ahora una endiablada velocidad para sortear la presión de equipos tan fiables como el Eibar. Mendilibar puso un once muy ofensivo y mandó apretar hasta el límite la salida de balón del rival. En el Betis no hubo un atisbo de desesperación ante la valiente táctica del Eibar. Es más, el riesgo tenía a veces magníficas consecuencias para el equipo andaluz. Superada la presión del cuadro vasco, el Betis tomaba una velocidad endiablada. Lo mismo se activaban Carvalho y Joaquín que Pau sacaba el balón con un pase de 30 metros preciso al pie de Tello. Por medio, sin embargo, la primera ocasión del partido llegó en una veloz internada de Orellana. Pau, enorme, mantuvo en el partido al Betis con una parada que suele ser la antesala del gol de su equipo. El guardameta catalán se encuentra en un gran estado de forma.

Así fue una vez más. Y no se trató de un gol cualquiera. Posiblemente la culminación de una jugada espectacular, de esas con las que sueña Setién. El Betis sacó muy bien el balón ante la presión de Eibar. Joaquín habilitó a Carvalho y a partir de ahí entró en acción una velocidad de crucero que acabó con Sanabria marcado bajo palos. La pelota fue llevada con precisión y velocidad desde el borde del área del Betis a la línea de gol de la meta del Eibar. Un tanto marca de la casa.

El Eibar siguió a lo suyo. Mordiendo en cada acción, discutiéndole la posesión al Betis en su campo e intenso. Le faltaba culminar todo lo bueno que hacía ante un contrincante preparado para pillarle al contragolpe. La tuvo el conjunto andaluz en una gran jugada de Tello, su única salida en ataque ante el atasco generado en el centro del campo por la presión visitante. El Eibar siguió intenso, liderado por un gran Jordán. El Betis, sin aire ni claridad ya para sortear líneas, se replegó en defensa del 1-0, puesto que ya no tenía fútbol ni velocidad para rematar al Eibar. Un jugadón de Cote propició que Enrich fallara una ocasión inmejorable. Luego salvó Pau ante otro disparo del propio Enrich. Entonces llegó el leve agarrón de Feddal y la mirada de lince del colegiado Del Cerro Grande. Penalti y gol de Orellana con suspense, puesto que Pau estuvo a punto de detener el lanzamiento del chileno. La tuvo Jordán y, sobre todo, Kike García, quien la pifió con todo a favor después de un balón en largo muy mal defendido por Francis.

El Betis, sin capacidad de reacción, con Setién tardando mucho realizar los cambios ante la falta de chispa de los suyos, se había salvado. Si Canales marca justo después de la acción de Kike hubiera sido demasiado premio para el Betis, que vivió una dura mañana frente a un Eibar intenso, que se llevó un empate con justicia. Un duelo entre dos estilos sin vencedor. Un buen punto después de un choque jugado sin consuelo ni descanso, que dejó dos lesionados: Sidnei y Ramis. De todo hubo en el Villamarín.

El Manchester City cae ante el Crystal Palace (2-3) y se aleja del Liverpool, que es más líder

Previous article

Los intelectuales italianos, perdidos ante el populismo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes