Deportes

El Baskonia se pega un tiro en el pie

0

Cae en la cancha del último clasificado y suma su undécima derrota, que le saca por ahora de la siguiente fase

El Baskonia se pegó un tiro en el pie en el escenario más inesperado, frente al Darussafaka en Estambul. El equipo más flojo de la competición, que hasta su duelo con el equipo vitoriano, sólo había sumado dos victorias por 17 derrotas, se le subió a las barbas en el segundo tiempo y la ganó un partido que los hombres de Perasovic habían dado por amortizado en el primer cuarto, del que salieron con ocho puntos de diferencia (21-28) y la sensación de que el equipo turco no daba más de sí.

Por una vez, los vitorianos empezaron bien para acabar mal. Instalados desde hace un par de semanas en el Top 8 que lleva a la siguiente fase, el Baskonia cayó en la desidia. Pensaron que el examen estaba aprobado ante un equipo que no está dando la talla en la Euroliga al que en el Buesa Arena habían vencido por 26 puntos y casi sin bajarse del autobús.

Se dejaron llevar los vitorianos hasta el descanso, donde todavía conservaban dos puntos de ventaja. Pero lo que parecía una situación coyuntural, se enquistó según pasaban los minutos, hasta el punto de que los tres últimos cuartos los ganó el Darussafaka, que ya sólo se juega el honor. Se enfrascaron los hombres de Perasovic en una guerra de triples, para dar réplica a su rival, pero salieron perdiendo. Vildoza no anotó ninguno de los cinco que intentó. Hilliard también lanzó cinco y anotó sólo una vez. Al final, seis de 25, los últimos, además, en la desesperación de la derrota, que se fraguó en el tercer cuarto, cuando Douglas se convirtió en el santo y seña de su equipo. Lideró la remontada y anotó para poner por delante a su equipo, con ocho puntos de diferencia.

El Baskonia trató de taponar la herida en el parcial decisivo y volvió a ponerse por delante (60-61). En estas ocasiones, el equipo español ha sabido administrar sus esfuerzos y jugar con la ansiedad del contrario, pero daba la sensación de que en esta ocasión, a los turcos se les había desinflado la presión hacía muchos partidos y que tenían la ansiedad bajo mínimos.

Douglas, el mejor de su equipo y del partido, volvió a tomar la responsabilidad y anotó un triple irreversible, para traspasar la ansiedad a los vitorianos, que hacían la goma. Se acercaban y se alejaban, pero no conseguían consolidarse en el rebote ni el lanzamiento. Cuando Douglas volvió a anotar un tiro de tres puntos a falta de 1,24 para poner el marcador 78-70, el pabellón de Estambul comenzó a festejar la victoria de los suyos. Todavía tuvo el Baskonia arrestos para acercarse a tres puntos (78-75) a falta de 21 segundos, pero ni Vildoza ni Huertas tuvieron la clarividencia suficiente como para arrastrar a su equipo, al menos hacia la prórroga. La desidia de los minutos anteriores pasó factura y el Baskonia regresa de Turquía con una derrota dolorosa en el escenario más inesperado.

 

 

Kvitova y Osaka, por Australia y por el trono

Previous article

Pau Gasol afirma que quiere jugar el Mundial de China este verano

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes