Deportes

El Barça busca en Mirotic el ‘efecto’ Bodiroga

0

El club azulgrana ultima el fichaje del jugador de la NBA para volver a sus mejores tiempos, como en 2003 con la estrella serbia

Ampliar foto

Los despachos del FC Barcelona están en plena ebullición, pero relampaguean los de la sección de baloncesto, donde se ultima el contrato de Nikola Mirotic, con el que esperan abrir una etapa triunfal. Todavía se desconocen los términos del acuerdo con un jugador que se daba como fijo en la NBA, inalcanzable para cualquier club europeo y al que Utah ofrecía 45 millones de dólares por tres temporadas.

El Barcelona había sido puesto en la pista hace unas semanas. Mirotic, a sus 28 años, tras cinco campañas en la NBA en tres equipos distintos —Chicago, Nueva Orleans y Milwaukee—, estaba por la labor de regresar a Europa. A pesar del poderío económico de la NBA, el ala-pívot montenegrino con nacionalidad española, contemplaba la posibilidad. Porfiaron los dirigentes del Barcelona, con el presidente del club Josep Maria Bartomeu al mando de las operaciones, y Albert Soler, director del Área de Deportes Profesionales, y Nacho Rodríguez, director deportivo, en las tareas de negociación directa con los agentes del jugador.

El sábado se cerró el principio de acuerdo. Mirotic y su esposa, que tienen un hijo y esperan otro, desean volver a Europa, encontrar una mayor estabilidad y asumir el liderazgo de un proyecto deportivo ambicioso. El Barcelona, a su vez, pretendía dar un golpe de mano y robustecer un equipo que en la última temporada, con su segundo título de Copa seguido, los cuartos de final de la Euroliga y la final de la Liga, empieza a salir del profundo bache por el que pasó. Pero no ha sido capaz de volver a competir con garantías con los más grandes de Europa. El Barcelona no gana la Liga desde 2014, el mismo año al que se remonta su última participación en la Final Four de la Euroliga.

La apuesta por Svetislav Pesic, que ha renovado por dos temporadas, y la próxima incorporación de Mirotic retrotraen a la temporada más exitosa del Barça. Fue la 2002-2003. Los paralelismos son evidentes. También entonces Pesic era su entrenador. Y también entonces, la sección que dirigía Salvador Alemany se aferró al fichaje de una gran estrella, Dejan Bodiroga. En fin, dos jugadores exmadridistas como plataforma para dar un salto de calidad definitivo.

Bodiroga había ganado la Recopa con el Madrid en la temporada 1996-1997 y fue el MVP de la Liga ACB en la 1997-1998 a pesar de que el campeón fue el sorprendente TDK Manresa. Luego se marchó al Panathinaikos y logró la Euroliga. Tras ganar el Mundial con Yugoslavia en 2002, se incorporó al Barcelona. Poco después Joan Laporta asumió la presidencia y nombró a Josep Maria Bartomeu máximo responsable de las secciones. Bartomeu apostó en la temporada 2003-2004 por la continuidad de Pesic y Bodiroga y ganó de nuevo la Liga y la Supercopa.

Ahora, 15 años después, el presidente del club espera que el fichaje de Mirotic surta el mismo efecto que causó el de Bodiroga entonces. Mirotic acabó su etapa de formación como jugador en el Real Madrid, club por el que fichó en 2005, cuando tenía 14 años. Ganó la Liga en 2013, dos Copas, en 2012 y 2014, lideró la selección española sub-20 que ganó el Europeo en 2011 y con la absoluta ganó el Eurobasket de 2015 y la medalla de bronce en los Juegos de Río en 2016. En 2014, con 23 años, debutó en la NBA con Chicago Bulls. Fue segundo en las votaciones del Rookie del Año, solo por detrás de Andrew Wiggins.

En febrero de 2016 sufrió una apendicitis aguda. Regresó dos meses y medio después con bastantes kilos menos de peso. En octubre de 2017 fue golpeado por su propio compañero Bobby Portis durante un entrenamiento y tuvo que ser hospitalizado con una conmoción y varias fracturas faciales. “Es lo más duro que me ha pasado en mi carrera deportiva. Me sirvió para darme cuenta de cómo es la vida. Aunque no quieras que pase, a veces suceden cosas inesperadas o para las que no estás preparado”, dijo poco tiempo después.

El Barcelona, con Mirotic, perfila su plantilla a la espera de asegurarse la continuidad de Pangos, que tiene una oferta de la NBA, las renovaciones de Heurtel y Claver, el regreso de Álex Abrines y las incorporaciones de Cory Higgins (CSKA) y Brandon Davies (Zalgiris). Singleton, Séraphin y Blazic serán las bajas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

No diga patria, diga decencia

Previous article

Brasil y Argentina en el diván

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes