Deportes

El Atlético sigue sin afilarse

0

Simeone ensalza el juego de su equipo ante el Levante a pesar de la falta de gol de sus atacantes

“Si no fue el mejor [partido], con el del Borussia Dortmund, fue uno de los mejores”, aseguró Diego Simeone en sala de prensa, después de que el Atlético derrotase por la mínima al Levante en el Wanda Metropolitano con un gol de Griezmann de penalti, en el primer encuentro de la temporada que se disputó a las 12.00. “Sobre todo por la regularidad en el partido. Desde que empezó hasta que terminó siempre tuvimos una misma intención”, profundizó el técnico argentino, que acabado el duelo abrazó uno a uno a todos sus jugadores antes de meterse en el túnel de vestuarios. “Lo hice porque es lo que sentía”.

Han pasado algo más de dos meses desde que el Atlético derrotó en noviembre al Dortmund en el cuarto partido de la fase de grupos de la Champions (2-0), cuando se tomó la revancha por la goleada recibida en Alemania (4-0). Entonces logró la victoria tras rematar 15 veces, siete de ellas a portería, y sin conceder ningún disparo a la meta de Oblak. Ante el Levante se llevó la victoria de penalti, tras rematar en 19 ocasiones, 10 de ellas fuera, y concediendo a los granota dos oportunidades claras en las que solo la pericia del portero esloveno evitó el gol.

“Hemos hecho un partido muy serio, la gente en el estadio se lo ha pasado muy bien independientemente del resultado”, apuntó Juanfran, que ocupó el lateral izquierdo después de que Lucas Hernández, que había entrado en la convocatoria tras recibir el alta médica, fuera el descartado por Simeone en el último momento.

Si bien la producción ofensiva del Atlético, al que el VAR le privó de un gol tras decretar falta de Rodrigo en la misma jugada que resolvió Koke —“uso un poco el brazo para detener la jugada”, reconoció el infractor después—, resultó sostenida en el tiempo, y acrecentada especialmente en la segunda parte, ninguno de sus registros ante el Levante superó los picos establecidos en otros partidos de la temporada. Ante el Sant Andreu remató más a gol, 25 a 19; frente al Eibar fueron más a puerta: nueve a cinco; con la Real Sociedad tuvo más el balón, 61,24% a 58,5%; y ante el Brujas completó más pases, 684 a 508.

Tampoco Griezmann, que marcó su 14º gol de la temporada, el sexto en cinco jornadas y el quinto penalti que anota de manera consecutiva en LaLiga —está a un mes de firmar dos años seguidos sin marrar una pena máxima—, realizó más remates a puerta que en ningún otro encuentro. Solo en tres ocasiones disparó el francés, una menos que frente a Brujas, Espanyol y Sevilla, sus mejores marcas hasta la fecha. “No hemos estado muy bien los de arriba. Yo el primero, fallando pases (11), me pesaban las piernas”, reconoció tras el encuentro. “Nos falta más tranquilidad a la hora de llegar al área rival”, se sumó Rodrigo. “Nos los dice el míster. Igual cuando tenemos que chutar damos el pase y al revés. Al final el 1-0 es la misma victoria que 8-0, así que estamos contentos”.

Vitolo ovacionado

Más allá del reconocimiento grupal, tanto Simeone como el vestuario rojiblanco resaltaron la actuación de Vitolo, que recibió la ovación del estadio tras ser sustituido. “No suele jugar, pero hoy [por el domingo] hizo un partidazo”, le ensalzó Griezmann. “Llegó con el entusiasmo de rendir. Por momentos el entrenador no le puso, por momentos se lesionó, y ahora se preocupa por mejorar. Vitolo está bien, le necesitamos, le da una pausa al equipo que la tiene solo con Griezmann”, añadió Simeone.

Sin embargo, el futbolista más examinado sobre el campo, y no por su rendimiento, que por otra parte fue alto, fue Vukcevic, sobre cuyo brazo derecho golpeó un centro raso de Thomas que dio pie al penalti que decidió el partido. “Thomas quiere hacer un pase atrás y le pega en la mano. Después cada árbitro tiene su opinión y ve la jugada como quiere. Por suerte, ha pitado el penalti”, examinó Griezmann. “Para mí sí lo ha sido. Pero no entro en nada más. Es decisión del colegiado”, le secundó Rodrigo.

No todos lo vieron así. “Este año ha salido una circular nueva, la cuatro, que habla de las manos en el suelo y si la leemos creo que no se debería haber pitado penalti”, defendió Paco López, entrenador del Levante. “Si con las manos apoyadas sobre el terreno de juego o deslizándose sobre el mismo, el jugador no hace ningún movimiento intencionado o voluntario para interceptar el balón el árbitro no deberá sancionar la mano”, señala la norma a la que hizo referencia el técnico granota. “Le toca a los árbitros resolver cómo y por qué es penalti cada mano. En alguna otra ocasión el balón dio en la mano de un rival y no nos pitaron penalti”, refrendó Simeone.

La peor noticia para los rojiblancos fue la lesión de Savic, que se lastimó el muslo izquierdo en una carrera inofensiva y está a la espera de someterse a pruebas médicas.

Solari: “Benzema tiene manos en los pies”

Previous article

Versión original en un español de todos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes