Deportes

Bibiane Schulze, una alemana muy vasca para el Athletic

0

El club bilbaíno ficha a la jugadora del Frankfurt, biznieta de un histórico de los años veinte

Las redes sociales arden en Bilbao desde que se ha sabido que el Athletic ha contratado a Bibiane Schulze, una jugadora alemana de 20 años, que actualmente milita en el FFC Frankfurt, un equipo de la Bundesliga femenina. Muchos activistas de las redes consideran que el fichaje es un asalto a la filosofía rojiblanca, preservada desde que en 1911 el club decidió dejar de fichar jugadores ingleses tras verse envuelto en una polémica con otros clubes de fútbol sobre la legalidad de esas contrataciones.

Pero detrás del nombre de la jugadora de inequívoco origen germano, está su segundo apellido: Solano. Bibiane es hija de Mara Solano, una tenista bilbaína, que se formó deportivamente en Estados Unidos y después se casó con un alemán, del que enviudó hace una década. Es más, es biznieta de Pacho Belausteguigoitia, uno de los cuatro hermanos Belauste que jugaron en el Athletic en los años diez y veinte del siglo pasado. Jose Mari, el más conocido, fue el autor de la frase que dio origen a la furia española en los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920: “¡A mí el pelotón, Sabino, que los arrollo!”, que recogió el periodista Manuel de Castro, Handicap, que también fue fundador del Celta.

Pacho estudiaba medicina en Madrid y del Athletic bilbaíno pasó al madrileño, para después jugar en el Olympique de París mientras preparaba su doctorado a las órdenes de la dos veces premio Nobel, Marie Curie. Pacho fue uno de los pioneros de la radiología en España. Luego se exilió a México durante la Guerra Civil, y fue delegado del Gobierno Vasco. Una de sus hijas, Ibone, fue la primera mujer vasca que participó en unos Juegos Olímpicos, los de 1948 en Londres, en salto de altura y con la selección de México. Otra, Bibiñe, la abuela de la nueva jugadora del Athletic, que también fue tenista, se casó con José María Solano, marqués del Socorro. Hace dos meses apareció en las páginas de Cultura de EL PAÍS porque entregó al director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, tres retratos de Goya que su marido custodiaba desde los años 60, cuando los recibió de la familia Adán de Yarza, que a su vez los había escondido en París durante la Guerra Civil. En ese acto celebrado en la capital vizcaína, estuvo presente Mara, la madre de Bibiane.

La futbolista, que es defensa y ya ha jugado varios partidos en la Bundesliga como lateral durante la pasada temporada, tiene una estrecha relación con Bizkaia. De hecho, uno de sus tres hermanos es natural de Bilbao. “Que Bibi naciera en Alemania fue un accidente. Cuando estaba embarazada, a mi marido le ofrecieron un trabajo en Fráncfort y nos fuimos a vivir allí”, cuenta Mara Solano, la madre de Bibiane, que pasa todos los veranos en Lekeitio y además, a pesar de residir en Fráncfort, está empadronada desde 2002 en Ispaster, una población costera de 700 habitantes aledaña a la localidad en la que el anterior presidente del Athletic, Josu Urrutia, comenzó a jugar al fútbol, precisamente en un torneo organizado por la familia Solano, con la que tiene relación. “Cada vez que vamos a Bilbao, que es con mucha frecuencia, acudimos a San Mamés a ver al Athletic”, asegura Mara Solano.

“No me quiero meter en asuntos ajenos”, dice Vero Boquete, en conversación telefónica desde Estados Unidos, “pero yo coincidí en el Frankfurt cuando Bibi tenía 15 años, y era más vasca que alemana”. Según la laureada jugadora española, actualmente en el Utah Royals, “todavía estaba en formación, pero jugaba de central, o de medio centro defensivo y llamaba la atención físicamente. Es alta, fuerte, con buena técnica. Una jugadora completa. Ha crecido bastante y ha llegado al primer equipo. Está claro que en el Athletic va a dar un buen nivel, porque a balón parado puede ser muy importante tanto en defensa como en ataque”. Lo que sí ve claro Vero Boquete es que “siempre ha querido volver a sus raíces. Le encantaba estar en Bilbao, era su casa”. Al final vestirá de rojiblanco, como su bisabuelo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Ángeles Aguilera, la mujer que luchó por tener los mismos campos que los chicos

Previous article

“Laso es leyenda. Estará aquí el tiempo que él quiera”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes