Tecnología

Así se conecta en red el mundo

0

En tres años se habrán desplegado más de 300.000 kilómetros de cable submarino

En la era del wifi, del bluetooth, del 4G o hasta del 5G, bajo las aguas mundiales se sigue tejiendo una inmensa red de cables que podría dar la vuelta al mundo. Un tejido que comenzó su despliegue en 1866 para abastecer de datos la comunicación mediante telégrafos.

A finales del siglo XIX, cientos de barcos surcaban los mares y océanos para, durante su travesía, 'descolgar' miles de kilómetros. Una obra que no ha cambiado en nada con el paso del tiempo. Asentados sobre el lecho marino, los cables están preparados para soportar envites de animales marinos, anclas de barcos o las fuertes corrientes marinas.

Una conexión que une continentes y que son capaces de transmitir cerca de 3.840 gigabits por segundo en cada hilo de fibra óptica. «La longitud de los cables submarinos desplegados en 2017 ha sido incomparable con la de cualquier otro año desde el anterior boom del mercado en 2004, cuando se desplegaron 74.000 kilómetros de fibra», señala la compañía DE-CIX.

El ritmo de desarrollo de cables submarinos podría acelerarse incluso más durante los próximos tres años, cuando se prevé que habrá hasta 74 sistemas con más de 300.000 kilómetros de longitud, para los que se espera una inversión por un valor estimado de 8.800 millones de dólares en las principales rutas submarinas.

Gracias a Submarine Cable Map y al trabajo de investigación de TeleGeography se puede ver el despliegue de los cables submarinos por el lecho marino mundial. Un mapa interactivo en el que además se puede comprobar la fecha en la que se instaló el cable y a la empresa que pertenece.

La Península Ibérica está rodeada de una decena de cables submarinos que nacen del sur y conectan la España peninsular con las islas, ya sea con Baleares o con Canarias. Aunque también hay otros que unen España con el sur del Viejo Continente y con Oriente Próximo.

En la última parte de 2017 se añadieron varios cables importantes para el intercambio de datos entre diferentes lugares del mundo. Uno de los más importantes y que tienen a España como una de sus estaciones es el proyecto de Microsoft, Facebook y Telefónica que conecta Estados Unidos y España.

Otro es el proyecto FASTER de Google nacido para unir Estados Unidos y Japón. Además, Google desplegará tres nuevos cables submarinos o que pronto llegará el primer cable submarino directo entre Europa y Sudamérica.

El estudio de TeleGeography revela cómo el Atlántico es la autopista principal de cables submarinos. Bajo las aguas de este océano se concentran cientos de cables que conectan Europa y Norteamérica partiendo de varias localidades de Nueva Jersey, en la Costa Este de los Estados Unidos, y llegando sobre todo al oeste de Reino Unido.

El estudio concluye que, entre otros aspectos, los principales 'hubs' como Nueva York, Frankfurt o Hong Kong seguirán siendo estratégicos para la interconexión de redes, ya que en la mayor parte de los casos, las nuevas rutas de cable submarino ofrecerán trayectos diversificados para llegar a los nodos ya existentes. No obstante, en otros casos este despliegue de rutas submarinas favorecerá el crecimiento de nuevos 'hubs', especialmente aquellos ubicados junto a los puntos de agregación de estos cables, como Marsella o Lisboa.

Lo de Podemos tendrá consecuencias en Madrid sobre todos los partidos

Previous article

Cristiano Ronaldo firma su condena a dos años de cárcel por fraude fiscal

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Tecnología