Deportes

Argentina vive en la angustia

0

Scaloni, que ha probado a 53 jugadores y cuatro esquemas diferentes, busca este domingo una agónica clasificación para cuartos

Ampliar foto

Vive la selección argentina en un estado de angustia permanente, como si no entendiera otra forma de vivir el fútbol. En 2017, viajó a Quito para lograr el último pasaje al Mundial. En Rusia 2018, misma agonía para clasificarse para los octavos. En Ecuador lo rescató Messi con un triplete; en San Petersburgo contra Nigeria en el tercer partido de la fase de grupos, Marcos Rojo al final del duelo. Este domingo (21.00, hora peninsular española), en Porto Alegre, contra Qatar, la Albiceleste busca el pase a cuartos de la Copa América, pero, sobre todo, busca no hundir (aún más) su prestigio. Argentina es última de su grupo con un punto en dos encuentros, por detrás de Colombia (seis puntos), Paraguay (dos) y la propia Qatar (uno). Se clasifican los dos primeros de cada uno de los tres grupos del torneo, y los dos mejores terceros.

Desde que en 1987 la Copa América se juega en este formato (antes se disputaba en diferentes sedes), Argentina nunca se quedó fuera en la primera ronda y es la selección con mayor porcentaje de victorias en el torneo continental más viejo del mundo (69%).

El descalabro institucional en la AFA (Asociación del fútbol argentino) se propagó a la selección, sostenida en un grupo de futbolistas exitosos en las grandes ligas europeas, tres veces finalistas con la Albiceleste (Mundial 2014 y Copa América de 2015 y 2016). Martino dejó el predio de Ezeiza después de perder la final de la última cita americana, tras problemas con el pago de su salario. Llegó Bauza. Dirigió ocho partidos. Apareció Sampaoli. Y 15 encuentros al frente de la Albiceleste. Tres entrenadores en tres años, dos despidos y una deuda con Martino que engordan el pasivo de la AFA.

Sin demasiado dinero para invertir en un nuevo entrenador, el presidente, Claudio Tapia, apostó por entregarle las riendas de la selección a Lionel Scaloni. Ni Simeone (Atlético), ni Pochettino (Tottenham), ni Gallardo (River) se quisieron arrimar. “Hay que ver en qué momento de su vida le llega la selección a cada uno. Y justamente los técnicos que han sonado para Argentina están en momentos muy especiales en sus clubes…”, explica Roberto Ayala, hoy segundo entrenador.

Scaloni, que vive en Mallorca, inició el curso de entrenador en enero de 2017 en las instalaciones de la RFEF en Las Rozas. Saviola, Valerón, Redondo, Lopo y Moisés Hurtado fueron algunos de los compañeros del entrenador argentino. “Hicimos el UEFA pro [el tercer escalón para convertirse en técnico profesional, los dos anteriores son UEFA B y UEFA A] juntos en Madrid”, cuenta Saviola; “es un tipo apasionado por el fútbol. Era muy organizado en los trabajos, creo que es capaz de llevar un grupo. Obviamente la experiencia lo va a ir llevando a no cometer equivocaciones. Ha sido valiente en agarrar una selección necesitada de títulos. El tiempo dirá si fue demasiado pronto o no. La capacidad la tiene”.

Tapia le dio a Scaloni el banquillo de la mayor en condición de interino. O no encontró o no quiso buscar a nadie más. “El fútbol del futuro es vertical”, avisó el técnico en su presentación. En las primeras tres convocatorias optó por prescindir del núcleo duro de los históricos: solo apareció Otamendi. Mascherano y Biglia ya habían anunciado en Rusia que se había acabado su etapa. En marzo, llegaron Di María y Messi, que se había concedido una etapa de descanso. Banega estaba descartado, mientras que para ganarse la complicidad de Messi convocó a Agüero. El Kun puede jugar este domingo de titular ante Qatar.

En sus ocho partidos previos a la Copa América, Scaloni probó a 53 jugadores. Ha utilizado cuatro sistemas diferentes y ante Qatar probará el quinto, con dos nueves. Una nueva Argentina, para un problema viejo: la angustia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Brasil levanta el vuelo en la Copa América

Previous article

Patri Guijarro: “A Estados Unidos se le puede presionar”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes