Deportes

Agravios y sueños europeos en Getafe

0

Las polémicas y críticas no afectan al equipo madrileño, que mira arriba fiel al ideario futbolístico de Bordalás

La séptima plaza que ocupa el Getafe ahora mismo le podría dar acceso a Europa la temporada que viene. Como a aquel Eurogeta que en 2008 estuvo a un minuto de eliminar a todo un Bayern de Múnich en un partido aún recordado en el sur de Madrid. Aquel duelo rivaliza en el imaginario azulón con la remontada que el equipo entonces entrenado por Bernd Schuster cuajó contra el Barça de Rijkaard y Ronaldinho en 2007, un 4-0 para colarse en la final de la Copa del Rey.

Eran tiempos felices en Getafe, como lo son los actuales. Pero hay cierto poso de amargura en el club. El presidente, Ángel Torres, realizó una extraña denuncia en un acto con las peñas a mediados de diciembre: “Me consta que quieren que dos equipos de Madrid bajen”. Poco antes, Torres estalló tras el partido en San Mamés contra el Athletic por un penalti claro en el último minuto que no fue revisado por el VAR. “Hay una campaña contra el Getafe que presiona a los árbitros y que ya cansa”, sentenció. Tras la polvareda que se levantó, el presidente quiso matizar en una serie de entrevistas prenavideñas en las que acusó a los medios de tergiversar sus palabras y de no tener sentido del humor. Torres deslizó que se sienten agraviados y que su equipo molesta en una categoría que solo han abandonado una vez en los últimos 15 años.

Tienen la sensación en el Alfonso Pérez de que cae mal todo lo que huela a Getafe. Que se saca de quicio todo lo relacionado con el equipo, como cuando el club decidió hacer entrenamientos a puerta cerrada esta temporada, algo usual en el fútbol profesional.

Lo deportivo tampoco queda fuera de la polémica. Las acusaciones y desdenes hacia el juego del equipo son cosa recurrente. Es irrefutable que el Getafe es de largo el que más faltas comete (301) y el que menos tira a puerta (54). Pero también el segundo menos goleado (13), tan solo detrás del Atlético. Los números no mienten, como tampoco lo hace la clasificación. “Si somos séptimos no solo es por hacer faltas”, esgrimen desde el club.

El ideólogo de todo lo que pasa en el césped es José Bordalás, quien siempre sonríe cuando se le cita su presunto anti-fútbol. Es feliz entrenando en Primera tras varios lustros en categorías menores y el sinsabor de perder el puesto en el Alavés tras devolverlo a la élite. Con su ideario ascendió al Getafe hace dos años, así lo está manteniendo y así recibirá al Barça. “Tenemos que saber que somos el Getafe, un equipo modesto que va a competir bien y vamos a intentar dentro de lo posible que el Barcelona no monopolice el balón”, apuntó el técnico alicantino en la rueda de prensa previa al partido. Los dos partidos contra los culés de la temporada pasada —un empate y una victoria sufrida del Barça— alimentaron la fama de equipo incómodo del Getafe, un adjetivo que gusta al sur de la capital.

Sí a Dembélé y todo su ‘pack’

Previous article

‘La generación’: historia del último ‘boom’ de la literatura española

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes